Nueva cosecha de Eolo, vino ícono de Trivento

Bodega Trivento lanzó la nueva cosecha 2018 de su vino ícono, Eolo, elaborado con uvas de un viñedo de cuatro hectáreas plantado en 1912 en Luján de Cuyo, Mendoza.

“Eolo tiene las ventajas únicas de su suelo y su viñedo centenario, lo que nos exige tener una delicadeza muy especial”, explicó el enólogo Germán Di Césare.

Según Di Césare, “con el paso de los años profundizamos en la interpretación de este terruño que se ve plasmado en su identidad”.

La vendimia 2018 estuvo marcada por el frío del invierno; un verano caluroso típico mendocino y el otoño templado y seco. 

La añada 2018 fue evaluada por el crítico de vinos británico Tim Atkin en su reporte anual sobre la región “Argentina 2021 Special Report” y obtuvo 95 puntos. 

“El mejor vino de esta impresionante bodega proviene de parcelas seleccionadas en Vistalba y es adecuadamente denso, serio y concentrado”, afirmó Atkin.

El viñedo del que salen las uvas con el que se elabora está ubicado en un terreno elevado sobre la vera norte del río Mendoza a 983 metros de altitud. 

Las distintas parcelas del viñedo fueron segmentadas por la composición del suelo; cada microparcela muestra su particular expresión en el vino, “matices de una misma esencia”.

Con recolección de racimos manual en función de la micro parcelación del viñedo, en bodega se seleccionan manualmente los pequeños racimos de Malbec y luego los granos.

Con 16 meses de crianza, 50% en barricas de roble francés nuevas y de primer uso; y 50% en fudre de segundo uso, el vino permaneció 12 meses de estiba en botella.

Con sólo 11.500 botellas producidas, la cosecha 2018 de Eolo Malbec ya salió de su guarda mínima de tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares