Martino Wines relanza la marca con nueva imagen y rebranding

Martino Wines (antes Fincas Don Martino) se relanza en la Argentina con nueva imagen y rebranding de productos, y prevé el lanzamiento de nuevos vinos con la incorporación de la cepa Marselan a sus varietales.

El proyecto incluye el desarrollo de su estrategia comercial y comunicacional, la apertura de mercados, y la inauguración de un restaurante en su bodega de Luján de Cuyo, Mendoza.

Creada en 2001 con foco en la exportación (que actualmente representa 80% de sus ventas, con Estados Unidos, Brasil y China como principales mercados); hoy busca incrementar hasta 30% sus ventas en el mercado local (vienen creciendo a un ritmo de 25% anual durante los últimos cinco años y constituyen 20% de la comercialización de su portafolio).

El lanzamiento de nuevas marcas y productos incluye nuevas variedades autóctonas de Mendoza como la cepa Marselan, hija del Cabernet Sauvignon y la Garnacha tinta, en un vino Premium al que se sumará su primer rosé de Merlot y Pinot Noir, como así también una propuesta de espumante.

La nueva etapa de Martino Wines incluye también la apertura y el desarrollo de mercados internacionales y la consolidación del mercado asiático, con China como principal cliente; la preparación del área de turismo y, para fines de 2021, la inauguración de un restaurante en la bodega.

“Tenemos una propuesta atractiva con variedades atípicas para el mercado local y productos de calidad que nos prepara para crecer en el segmento de vinos Premium”, afirmó Hugo Martino, socio fundador de la bodega junto a dos amigos con expertise en negocios, finanzas y desarrollo de procesos.

La bodega reivindica variedades autóctonas, tradicionales de otras latitudes y poco usuales al paladar argentino, como Pedro Ximénez, Sangiovese, Garnacha, Petit Verdot y Cabernet Franc, además de Malbec.

“Nuestros vinos son productos de la pertenencia de nuestro lugar y la puesta en valor de lo propio”, dice Fernanda Martino, a cargo del área comercial y marketing de la bodega.

El equipo enológico de la bodega está dirigido por el winemaker Sergio Montiel y el asesoramiento del italiano Attilio Pagli, enólogo y viticultor nacido en Toscana, especialista en variedades autóctonas en su país como Sangiovese y un precursor del Malbec.

“Nuestra apuesta es ofrecer constantes novedades al público y la mejor calidad en cada variedad, haciendo productos sabrosos y atractivos para disfrutar”, señaló Montiel, quien agregó que “revalorizamos la diversidad, la variedad, esencia del terroir de Mendoza y pertenencia del lugar”.

La bodega -cuyo edificio es de 1901- posee 44 hectáreas de viñedos propios plantados en la zona de Barrancas y siete hectáreas de Malbec en su finca La Violeta, corazón de Agrelo, con viñas de 1926.

La propuesta de la bodega se concentra en las líneas Martino Superiore (Malbec y Petit Verdot) y Martino Varietales (Pedro Ximenez, Sangiovese, Garnacha, Petit Verdot, Cabernet Franc y Malbec).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares