El “sánguche de milanesa”, de Tucumán al mundo

El sánguche de milanesa tucumano trasciende las fronteras de la provincia (cuyo emblema es la empanada) y es una tendencia gastronómica de los paladares regionales y populares.

Unos veinte locales en San Miguel de Tucumán elaboran este sánguche que tiene varios tips en su preparación y que lo hacen más delicioso y más grande. 

Su secreto es  que está recién hecho y su receta es simple: pan sanguchero, tres, cuatro y hasta cinco capas de milanesas, lechuga cortada y rodajas de tomate.

La clave está en el “pan sanguchero”, una combinación de figaza o pan de Viena y pan francés, suave, sin costra y una miga interior amigable tostada previamente.

Elegido por los usuarios y viajeros de TripAdvisor, quienes lo califican por su “excelencia”, su condición de ser “el mejor” y “delicioso”.

En 2001, un monumento realizado por el artista Sandro Pereira que en el ARTEBA de ese año se vendió a US$ 10 mil; y en 2013 una réplica de original fue emplazada en una esquina de San Miguel de Tucumán, que ya no está.

La obra representaba a una persona de 2,20 metros de altura y de 1,80 de ancho, de color blanco salvo el sánguche de milanesa, de color, que sostenía con sus manos para darle un mordiscón.

Varios proyectos de ley fueron presentados para declarar el Día Provincial del Sánguche de Milanesa el 18 de marzo, fecha en que falleció José “Chacho” Leguizamón., para muchos el mentor de esta movida.

Para esa fecha se realiza la Expo Milanga, cita para apasionados del sánguche de milanesa y curiosos, donde emprendedores y expertos lo preparan.

Y, como no podía ser de otra forma, el sánguche de milanesa más grande del mundo es tucumano:Elaborado con 14 kilos de carne, seis kilos de pan rallado; seis kilos de tomate; 10 plantas de lechuga y 70 huevos, crearon un sánguche de 2,60 de largo por 54 centímetros de ancho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares