Princes Street, nuevo destino para el turismo del whisky escocés

Johnnie Walker celebra el futuro del turismo de whisky escocés con la apertura de su nuevo centro de experiencias para visitantes, Princes Street, en Edimburgo, capital de Escocia.

En sus ocho pisos, los visitantes pueden realizar un viaje a través de sabores y gustos adaptados a ellos, y aprender sobre el camino de 200 años de la marca.

“Johnnie Walker Princes Street se establece como un nuevo estándar para los centros de experiencia inmersivos”, explicó Iván Menezes, director ejecutivo de Diageo.

En un espacio de 71.500 pies cuadrados y con más de 800 combinaciones de sabores disponibles en sistemas de dispensación, más de 150 empleados, en 23 idiomas, darán vida a la historia de 200 años de Johnnie Walker.

El edificio -una gran tienda de departamentos durante casi 100 años- contiene un espacio comercial donde los compradores podrán adquirir sus whiskies, llenar sus botellas directo de las barricas y hacerlas grabar.

Princes Street abrió sus puertas con un premio al turismo ecológico (Green Tourism Gold Award), la más alta distinción de sostenibilidad para una atracción turística. 

El edificio incluye una huerta en la terraza que proporcionará las hierbas para infusiones y garnishes para las bebidas, un techo verde y pajareras de aves para fomentar la biodiversidad.

Coronado por dos bares en la terraza (rooftop bars) y un gran balcón, incluye el “Explorer’s Bothy Whisky Bar” con 150 tipos de whisky y la barra de cócteles 1820 donde las bebidas se combinan con un menú que representa en forma culinaria las cuatro esquinas de Escocia.

Con cuatro años y medio de construcción, Johnnie Walker Princes Street es la pieza central de la inversión de £185 millones que Diageo hizo en la industria del turismo del whisky escocés.

Barbara Smith, directora general de Johnnie Walker Princes Street, dijo: “La historia del whisky escocés más vendido del mundo ha sido traída a la vida con estilo e imaginación”.

En 2019, la industria del whisky escocés atrajo un récord de 2,16 millones de visitantes, y Johnnie Walker Princes Street tiene como objetivo ayudar en la reconstrucción del turismo de scotch whisky. 

La inversión incluye, además, la transformación de los centros de experiencias de diversas destilerías del grupo, incluyendo Glenkinchie, Clynelish, Cardhu y Caol Ila -consideradas las casas de las tierras bajas-, Highlands, Speyside e Islay de Johnnie Walker.

Las entradas para tours, desde £25 por persona, incluyen un recorrido de 90 minutos y tres bebidas personalizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares