Lanzan en San Patricio del Chañar la Vendimia Neuquina

El Municipio de San Patricio del Chañar (Neuquén) y las bodegas Del Fin del Mundo, Malma, Familia Schroeder, Grupo Peñaflor y Secreto Patagónico lanzan la Vendimia Neuquina con el objetivo de visibilizar la región y la idiosincrasia del lugar. 

“San Patricio del Chañar es un polo vitivinícola que crece año tras año y constituye el lugar propicio para una industria reciente en sostenido crecimiento: la vitivinicultura”, afirma Leandro Bertoya, intendente de San Patricio del Chañar e impulsor de esta iniciativa público-privada.

A 48 km de la ciudad de Neuquén, San Patricio del Chañar concentra a las bodegas más importantes de la zona, que producen y comercializan alrededor de 13 millones de litros de vino por año en 1.350 hectáreas de viñedos.

“Las bondades del clima y suelo, las lluvias escasas, la gran amplitud térmica, los vientos y las aguas de deshielo son sólo algunas de las condiciones que han permitido el desarrollo de vides de excelencia”, destaca Bertoya, para quien “la Vendimia Neuquina está pensada como puerta de entrada al territorio patagónico, donde se viene desarrollando una ruta del vino cada vez más visitada y reconocida”.

La Patagonia, la región más austral del planeta para el desarrollo de la industria vitivinícola, concentra alrededor de 4.550 hectáreas de viñedos cultivados; en San Patricio del Chañar, las variedades plantadas son Malbec, Merlot, Pinot Noir, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Syrah, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Semillón, entre otras.

Bodega del Fin del Mundo elabora vinos desde 2002 en San Patricio del Chañar; fue la primera bodega moderna de la zona, con plantaciones de vid desde 1999, siendo hoy la de mayor producción. 

“Con cada nueva Vendimia comienza una historia; la naturaleza nos exige escucharla e ir acompañando día a día el crecimiento de las nuevas uvas que darán el vino pensado y soñado desde el viñedo”, explica Juliana del Aguila Eurnekian, presidente de Bodega Del Fin del Mundo.

Bodega Familia Schroeder nació en 2001, cuando Herman Heinz Teodoro Schroeder, hijo de inmigrantes alemanes pioneros en la Patagonia, decidió invertir junto a sus hijos en viñedos en San Patricio del Chañar, donde actualmente posee 145 hectáreas y produce más de dos millones de litros.

“La Vendimia es una actividad importantísima para posicionar los vinos de San Patricio del Chañar y de la región patagónica, que esperamos que forme parte del calendario anual de la Provincia de Neuquén”, afirmó Roberto Schroeder, presidente de Bodega Familia Schroeder.

Bodega Malma, perteneciente a la familia Viola, pioneros en el desarrollo del polo vitivinícola de San Patricio del Chañar en Neuquén, elabora sus vinos a partir de viñedos propios desde 2004.

“La Patagonia produce vinos de excelente calidad porque es la expresión de muchas cosas: trabajo, tierra, cultura y clima”, define Ana Viola, CEO de Bodega Malma.

Bodega Secreto Patagónico es el resultado del trabajo y la dedicación de la familia Groppo Parisi, que inició su sueño en 2000 con la premisa de elaborar ediciones limitadas de vinos de alta gama en sus 61 hectáreas plantadas en San Patricio del Chañar.

“La naturaleza patagónica dota a nuestros vinos de una refinada identidad y una intensidad aromática sin igual; una región silenciosa y misteriosa que logramos se exprese a través de nuestro portfolio”, describe José Rodríguez Castro, winemaker de Secreto Patagónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares