“Aventura”, Malbecs de microterroirs mendocinos

La bodega mendocina Kaiken lanzó “Aventura”, nueva línea de vinos Malbec, dos de Los Chacayes y otro del microterroir del Valle de Canota, con crianza en piletas de cemento, sin paso por madera, y Stelvin Lux -versión premium de la screw cap o tapa a rosca-.

Con el objetivo de seguir profundizando sus conocimientos sobre los diferentes terroir que ofrece Mendoza, Kaiken presentó estos vinos que sintetizan su expertise enológico y la apuesta por la innovación en microzonas inexploradas.

Ubicada en Vistalba, Luján de Cuyo, a 20 kilómetros de la ciudad de Mendoza, Kaiken posee viñedos propios también en Agrelo y la microregión de Los Chacayes (Valle de Uco).

Los primeros vinos que conforman esta colección provienen de tres microterroir excepcionales, dos en Los Chacayes, en la región de Vista Flores departamento de Tunuyán, en pleno Valle de Uco, sobre la ladera norte y sur del Arroyo Grande que atraviesa la finca.

Y el tercero en la zona del Valle de Canota, zona inexplorada hasta el momento, situada en el departamento de Las Heras, con un clima muy desértico y rodeado por la reserva Villavicencio.

“Una trilogía de los Andes mendocinos, un gran desafío como profesionales y desde el punto de vista agronómico, buscando aventurarnos fuera de lo establecido”, asegura Gustavo Hormann, gerente general.

Según Hormann, “aprendimos a manejar el control del riego, mejoramos los rendimientos y los vigores de la planta, entre otras cosas; toda esta exploración nos hizo que logremos entender los terroirs de las distintas zonas, en particular la de Los Chacayes que posee un clima bastante extremo”.

La IG Los Chacayes, indicación geográfica aprobada hace pocos años, es una zona de muchas pendientes y suelos muy característicos y especiales; con un clima bastante extremo, con influencia de vientos, agronómicamente es un desafío para los especialistas.

“Ambas zonas tienen un hilo conductor ya que son reconocidas históricamente como las ‘rutas sanmartinianas'”, explicó Rogelio Rabino, responsable de Viticultura y Enología.

Rabino recordó que “el Valle de Canota fue el puntapié inicial del camino de una de las columnas libertadoras hacia Chile con el General Las Heras como comandante y Los Chacayes es el lugar a donde regresa el General San Martín luego de la conquista libertadora chilena, descansando en el famoso e histórico ‘Manzano’ junto al General Olazábal”.

“Esto también es parte de la historia de Bodega Kaiken que de alguna manera materializa el cruce de los Andes, una aventura que conecta ambos lados de la cordillera haciendo grandes vinos”, completó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares