Semillón 2020, nueva cosecha de los renovados Andeluna

Andeluna presenta la cosecha 2020 de su Andeluna Semillón, vino elaborado con uvas 100% Semillón provenientes de viñedos ubicados en Tupungato, Mendoza, aproximadamente a 1.300 msnm.

Implantada en Argentina desde fines del siglo XIX para elaborar los blancos de mesa, el Semillón llegó a ser una de las cepas más plantadas del país, y hoy cubre menos de 710 hectáreas. 

“Es una variedad que tiene mucha historia; eso me cautiva y me hace pensar en que los visionarios de esa época por alguna razón la cultivaron”, afirmó el enólogo Manuel González Bals. 

González Bals explicó que “lo que me atrapa de elaborar Semillón es esa expresión austera que permanece, más allá de los sentidos, reflejando la memoria del pasado y alucinando sueños presentes”.

“Andeluna Semillón tiene la tipicidad que ofrece esta variedad cuando proviene del Valle de Uco”, explica el enólogo. 

Según González Bals, “es un vino con aromas cítricos, notas elegantes y sutiles como pimiento cuatro cascos y espárragos; de acidez intensa y muy agradable, debido a la altura y amplitud térmica de la región”.

Esta variedad forma parte de la nueva familia de vinos de Edición Limitada de la bodega, que se distinguen por sus etiquetas de tonos plata y azules, cápsula plateada y botella Cartier. 

La línea de Ediciones Limitadas está integrada por Andeluna Blanc de Franc, Andeluna Semillón, Andeluna Rosé, Andeluna Torrontés, Andeluna Ensamble Otoñal y Andeluna Extra Brut.

Con su nueva imagen institucional, Andeluna rinde homenaje a la montaña; además de un nuevo logo, la redefinición alcanza a todas las líneas de la bodega, con cambio de etiqueta y botella.

El desarrollo de la nueva imagen y diseño estuvo a cargo del Estudio Arena Bahamonde: “Queremos que la nueva imagen de Andeluna transmita fuerza, dinamismo, personalidad, desafíos, y transformación”, explica José Bahamonde.

Ubicada en Gualtallary, Andeluna elabora “Vinos de Montaña” en uno de los terruños más propicios de la provincia de Mendoza para elaborar vinos de alta gama y con identidad propia. 

La bodega se encuentra bajo la conducción de la familia Barale y la enología está a cargo de Manuel González Bals, con la asesoría de Hans Vinding-Diers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares