El consumo de vino tuvo la mayor suba en siete años

El consumo de vinos en el mercado interno mostró durante julio cifras positivas y el crecimiento acumulado de los primeros siete meses del año revirtió una tendencia que afectó a la vitivinicultura argentina durante años, informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Durante julio de 2020 se registró un incremento de 21,7% en los despachos de vinos al mercado interno respecto a igual mes de 2019, con un volumen total cercano a los 98 millones de litros: se destacan las categorías tintos, varietales y botellón.

Asimismo, el crecimiento acumulado en los siete meses de 2020 representa un aumento de 9,4% con respecto a igual periodo de 2019: en los que va del año se alcanzaron los 535 millones de litros de vino.

Este aumento acumulado en el mercado interno marca un cambio de tendencia respecto a lo que sucedió en los últimos años.

El consumo responsable en los hogares y acompañando a las comidas se ha incrementado durante este año: su condición de bebida saludable ha sido revalorizada durante la pandemia, indicó la cartera agropecuaria.

Las principales tendencias de esta recuperación están dadas por una creciente preferencia por los vinos tintos y los varietales, de la mano de precios más accesibles en los canales de proximidad, supermercados y ventas on-line.

En cuanto a envases, la botella tradicional de vidrio gana terreno al mismo tiempo que los mega tamaños, como el botellón, impulsan crecimientos fuertes porque visten la mesa en las comidas con buena relación precio, calidad y cantidad.

Del otro lado, se analiza una caída en los espumosos por una menor demanda por la pandemia, con pocos eventos, fiestas y canal on-premise.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares