Escorihuela Gascón lanza Pequeñas Producciones Barbera 2018

Escorihuela Gascón lanza Pequeñas Producciones Barbera 2018, siete años después de la añada anterior (la 2009, que se presentó en 2013) y primera del enólogo Matías Ciciani Soler, quien ingresó a la bodega en 2014.
“Nos cuesta mucho elaborarlo porque se trata de una variedad muy sensible a la humedad, por eso cada vez que terminamos de elaborar un ciclo de Barbera nos da felicidad, ya que obtenemos un vino único que se hace desear muchísimo”, señala Ciciani Soler.
Oriunda de Italia, es una cepa poco frecuente en Argentina, donde hay muy pocas hectáreas plantadas.
Las uvas que se utilizaron para elaborar este vino provienen de la finca que la bodega tiene en Agrelo, donde posee diferentes variedades de origen italiano, como Verdicchio y Sangiovese.
El Barbera es una cepa tinta típica de la zona del Piamonte, donde cubre casi la mitad de las zonas de cultivo; y la mayoría se concentra en Asti, Salerno y Bologna.
El Barbera que se encuentra en la finca de Agrelo proviene de Asti que, a diferencia de otras regiones del Piamonte donde se cultiva, da lugar a vinos más elegantes.
De madurez lenta, acidez alta y bien jugosa,  y taninos firmes, se caracteríza por su color rojo brillante.
“Elaborarlo despertó un montón de cosas en mí. Había bebido Barberas de Italia, pero nunca un argentino de Asti de calidad, y cuando encontré que teníamos esta selección tan especial en nuestra finca estaba como loco”, cuenta el enólogo.
Y agrega: “Tuvimos que esperar cuatro vendimias, hasta 2018; en 2016, hicimos una partida experimental muy pequeña, así que nos demandó todo este tiempo conseguir el resultado que esperábamos”.
Fermentado en cubas de roble de cinco mil litros, más tarde pasa a barricas de roble francés de dos o tres usos, donde permanece unos 16 meses hasta pasar a botella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares