Zuti, restaurante coreano de Palermo donde preparan la comida del film “Parasite”

Zuti Korean Restaurant, restó de la cocinera Marisa Shim en Palermo, celebra el éxito de la película surcoreana “Parasite” en los premios Oscar, recreando el plato “Chapaguri” que aparece en la misma, entre otros clásicos de la gastronomía de ese país, con toques de fusión.

En un ambiente contemporáneo que rescata elementos icónicos de esa cultura asiática, Zuti invita a descubrir los sabores milenarios de la cocina coreana.

Shim propone experimentar, en un ambiente moderno, las recetas familiares tradicionales heredadas de generación en generación.

Tras más de una década al frente de su restaurant asiático en Manhattan, hoy acerca al paladar argentino una versión renovada y versátil de los sabores coreanos.

“En Zuti se pueden disfrutar platos de la cocina coreana tradicional con un touch moderno para que se adapte a todos los paladares”, explica la chef.
Según Shim, “hay una búsqueda de los mejores ingredientes locales para usarlos en las recetas que me enseñaron mi mamá y mi abuela, reversionándolos con una impronta personal”.

Zuti propone platos aprovechando lo mejor de cada momento del año: “Cada temporada encontrarán cambios en nuestra carta, combinando nuestra inspiración con lo característico de cada estación”.

La carta propone clásicos como Chapche y Kimchi, el rey de la cocina coreana; y opciones con carne como el Bulgogui, Jeyuk pokum, panceta de cerdo con condimentado y Galbi, tira de asado con salsa coreana a la parrilla; en la temporada invernal habrá más opciones de sopas, caldos y ramion.

Todas estas propuestas maridan con la ambientación que partió del deseo de querer transmitir la identidad y cultura coreana a través de la literatura, la pintura, el diseño, la historia.

Para transmitirlo, Carola Rafowicz, de Park Creatividad & Contenidos, generó para el interior imágenes a gran escala; El tigre, figura sagrada de la cultura que simboliza la buena suerte, se destaca con una ilustración en siete metros de empapelado en paneles continuos.

En el recorrido de la escalera un empapelado con ilustraciones más iconográficas de la cultura le da un toque más lúdico sumando elementos tradicionales y culinarios.

Un backlight al lado de la puerta con una imagen de un pájaro dice en coreano: “Cuando el Cachi canta llega la bendición (복 bok)”; el cachi (ggach’i en coreano) es una urraca, de buenos augurios ya que era un pájaro que enviaba buenas noticias e invitaba a la buena gente con su piar.

Shim nació en Corea del Sur y con sólo siete años llegó a Buenos Aires con su familia, una de las primeras de la comunidad coreana en llegar al país.

A los 18 emigró a los Estados Unidos y se estableció en Nueva York donde abre un restaurant asiático en pleno Wall Street.

Luego de 12 años decidió volver a Buenos Aires donde se estableció como empresaria textil junto a su marido, sin dejar de soñar en volver al mundo de la gastronomía.

“Mi sueño era que, algún día, la comida coreana sea popular en Argentina. Creo que la gastronomía es una de las mejores formas para poder transmitir una cultura y así, acercar estos dos países que tanto amo”, afirmó.

Zuti está ubicado en Honduras 5615 (CABA) y abre de martes a domingo de 20 a 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares