Agua Local, opción sustentable al agua envasada en restaurantes

Agua Local es una opción sustentable de agua microfiltrada, purificada y remineralizada, servida en el momento en botellas de vidrio que permanecen en el restaurante para ser reutilizadas, en lugar del agua envasada.

Según sus fundadores, el sistema tradicional de agua envasada genera toneladas de residuos a diario además de un transporte de carga innecesario.

Después de buscar distintas alternativas encontraron un sistema en otros países que rompe con este paradigma, y decidieron implementarlo y cambiar las cosas en Argentina.

La industria gastronómica está ávida de ingredientes frescos y de estación, con un foco cada vez más importante en el consumo local y en la reducción de residuos, y un público cada vez más orientado a un estilo de vida saludable y que exige opciones sustentables.

Tras casi dos años de desarrollo, hoy ofrecen este concepto que, afirman, va a generar una “revolución del agua” en la escena gastronómica argentina.

El sistema se abastece del agua de red del restaurante, que es microfiltrada y purificada en seis etapas, y finalmente remineralizada en una última estación.

Este proceso se denomina Local+, que asegura un agua liviana y con una proporción ideal de minerales esenciales, siempre fresca y de un sabor excepcional.

Luego pasa a través de una máquina que la enfría y gasifica y que tiene tres canillas: i) natural, ii) fría sin gas y iii) fría con gas.

Finalmente es servida en el momento en botellas de doble vidrio, especialmente diseñadas para ser higienizadas y reutilizadas, que permanecen dentro del restaurante.

Desde el punto de vista ambiental, Agua Local elimina por completo los envases desechables de plástico y/o vidrio, uno de los residuos más voluminosos de la industria, y además evita el transporte del agua, los envases y los residuos, con la consecuente emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Respecto de la rentabilidad del restaurante, el sistema implica una importante reducción de costos, la liberación de espacio de bodega y refrigeración, y una simplificación de los procesos logísticos en el abastecimiento, enfriamiento y almacenamiento de aguas.

Agua Local funciona como un servicio llave en mano que incluye instalación, mantenimiento y atención 24 x 7, asegurando una provisión continua de agua de calidad superior por un precio fijo de alquiler mensual.

Esto implica la instalación del equipamiento, entrega y mantenimiento del stock necesario de botellas, capacitación al personal, recambio de filtros y mantenimiento de equipos, y un monitoreo constante del servicio.

Su primer cliente fue Aramburu, con la inauguración de su nuevo espacio en Recoleta; luego se sumaron La Locanda, Oporto, Florería Atlántico, El Baqueano, Fayer, La Tornería de Camila, Sofitel Recoleta, Falucho y Rotisería Atlántico.

A solo cuatro meses del comienzo de las operaciones se evitaron 2.400 kilos de botellas descartables y 430 kilos de botellas transportadas durante 8.800 km.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares