#ModoProgenie: cómo experimentar con espumantes

El espumante Progenie presentó #ModoProgenie: “Buenos momentos con buenos cócteles”, propuesta para experimentar otro estado de ánimo.

En el Roof Bar del Alvear Palace Hotel, se realizó un “Taller de Coctelería” en el que los invitados hicieron uso de sus sentidos para conectarse con los aromas, sabores y sonidos del espumante.

Un espumante puede aportar a un cóctel complejidad, otro cuerpo, acidez, efervescencia, pero mucho más interesante es todo lo simbólico que puede despertar.

En la terraza a cielo abierto del piso 11 del Alvear, unos 20 periodistas invitados, guiados por el bartender Ramiro Ferreri, crearon tragos.

“La idea de la experiencia es aprovechar la versatilidad de Progenie para adaptarlo a diferentes técnicas de coctelería y lograr bebidas de diferentes perfiles”, afirmó Ferreri.

Otro de los protagonistas de esta experiencia inmersiva fue Tati Garcia Juanicó, co-founder del Grupo Sarapura, con quienes la marca hizo un acuerdo para la curaduría de la música.

Una playlist especialmente pensada por el Grupo Sarapura -accesible en Spotify a través de un código QR- fue presentada durante el evento.

Se presentó además la barra #ModoProgenie para cualquier tipo de evento.

“Diseñamos la idea de la barra Progenie para darle al consumidor la posibilidad de conocer Progenie desde otra experiencia”, afirmó Paula Pulenta, directora de Bodega Vistalba.

“Nos divierte la idea de que el consumidor piense en el espumante como un compañero ideal en diferentes ocasiones”, agregó la ejecutiva.

Para Pulenta, la idea es “que lo puedan consumir de una forma más descontracturada, al poder tomarlo en un vaso, en diferentes copas, con hielo, en distintos horarios, y también combinado con diferentes productos y bebidas en un cóctel que lo haga resaltar”.

El espumante Progenie de Bodega Vistalba nació en 2005 cuando Carlos Pulenta pensaba en un regalo especial para festejar los 90 años de su padre, Antonio Pulenta.

En base a uvas Pinot Noir y Chardonnay de la Finca de Don Antonio, elaboraron el vino base, luego criado sobre levaduras durante 36 meses para finalmente realizar el removido de las mismas en antiguos pupitres.

En la actualidad la bodega elabora tres líneas del espumante Progenie I, Progenie II y Progenie III, cada uno con una marcada personalidad que lo diferencia del otro.

Bodega Vistalba, fundada por Carlos Pulenta -hijo mayor de Don Antonio Pulenta, uno de los fundadores de Bodega Peñaflor-, fue construida entre 2001 y 2004 en una finca familiar en Vistalba (Luján de Cuyo).

Los primeros vinos fueron elaborados en 2003 y comenzaron a comercializarse en 2005; actualmente están presentes en más de 20 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares