Bianchi apuesta por “la democratización del vino”

Bodegas Bianchi apunta a seguir cerca de sus consumidores, ofreciendo productos en todos los segmentos de precios y renovando su propuesta estética pero manteniendo su identidad.

En los últimos meses, la bodega dio inicio a un proceso que incluye el lanzamiento de nuevos vinos y el rediseño de algunas de sus etiquetas, como la de Don Valentín Lacrado.

“El vino ha tendido en los últimos años a constituirse en un objeto, alejándose de la experiencia del consumidor; el vino no es sólo para conocedores o para coleccionar”, afirma Rafael Calderón, gerente general de Bianchi.

Según Calderón, “debe recuperar también lo simple, lo directo, rescatando el placer de beberlo y el disfrute, para diferentes ocasiones de consumo y para distintos consumidores”.

“Por eso, a través de nuestro portfolio, Bodegas Bianchi expresa esta democratización del vino, representada en la variedad de nuestra oferta, nuestro lenguaje, nuestra historia y nuestro origen”, concluye.

Bodegas Bianchi presentó la nueva etiqueta del “Don Valentín Lacrado clásico”, vino que nació en la década del 60, y los varietales de Don Valentín Lacrado (Malbec, Cabernet Sauvignon y Torrontés).

“A estos cambios, se suma la incorporación de la frase ‘Patrimonio Argentino’ que hace referencia a las raíces locales y la herencia familiar de esta bodega -que con 90 años de trayectoria- representa la pertenencia, la cultura y el trabajo argentino”, asegura Adrián Cura, gerente de Marketing.

Según Cura, “Don Valentín Lacrado se presenta con su estética original, única, que mantiene el espíritu de la marca y expresa las cualidades que han hecho que este vino sea un clásico que se transmite de generación en generación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.