“La Particular de Virginio”, nuevo espacio gastronómico

En la esquina de Juncal y Agüero, el nuevo restaurante de Alejandro Pochat (creador de la hamburguesería gourmet Be Frika) reversiona la tradicional cantina italiana y es “particular” en muchos sentidos. 

Según Pochat, “este lugar es un pequeño homenaje a Virginio Francisco Grego, mi bisabuelo, quien fue un visionario y filántropo argentino fundador de la fábrica de cigarrillos Particulares”.

La propuesta se centra en platos típicos de la cocina italiana: pizzas y pasta; antipasti, ensaladas y postres, todos con impronta mediterránea.

En el armado de la carta intervinieron Fernando Orciani, en cocción al vacío y técnicas; Gastón Miño, en la creación de la pizza, masas y postres; y Mariano Sánchez, su chef ejecutivo. 

Además, la carta de vinos -diseñada por la sommelier Mariana Torta- propone un mix entre bodegas tradicionales y otras más jóvenes y distintivas.

Con 25 años de trayectoria en la gastronomía, y además de ser un pionero de las hamburguesas gourmet en Buenos Aires con su restaurant Be Frika en 2009, Pochat había desarrollado antes la cadena de pizzerías Cala.

Virginio Greco, fundador de la Fábrica de Cigarrillos Particulares, empezó preparando los cigarrillos a mano por encargo, de manera “particular” en 1922 y llegó a tener la fábrica más grande de América, recuerda Pochat. 

Según el empresario, fue un adelantado a su tiempo con respecto al trato de los empleados, otorgándole muchos beneficios que no existían en su época; por ejemplo, había en la fábrica, guarderías, consultorios médicos y odontológicos, biblioteca y un club de barrio. 

Otorgaba además utilidades a los empleados, les construía casas y les daba licencias pagas en caso de enfermedad, servicio militar o maternidad; solventó y donó una escuela que aún funciona y durante años, aportó para la creación del Instituto Cardiológico del Hospital de Clínicas, agrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares